23.JPG
TAURUS
MÁQUINA DE RECICLAJE DE CICLO CERRADO MODELO TAURUS 6000/10.000. CAPACIDAD DE PROCESO 6/10 TN DE NFUs, “NEUMÁTICOS FUERA DE USO”, PUEDE SER TRANSPORTADA EN (2) CONTENEDORES MARÍTIMOS DE 20“ CADA UNO

RESUMEN EJECUTIVO
Este proyecto surge de la necesidad de limpiar los residuos producidos por la sociedad y por la, cada vez, mayor conciencia cívica, que obliga a los gobiernos a tomar medidas de carácter medioambiental.
Los medios para ello son tecnología de  E.F.G, única en el mercado, la máquina Taurus 10.000, que es capaz de reciclar neumáticos o plásticos a razón de 10 Tm. Diarias y obtener productos residuales de alto valor económico, sin producir emisiones perjudiciales:

Es una maquinaria de escaso tamaño, cabe en dos contenedores de 20 píes, de flujo constante y que requiere poco personal y muy escaso mantenimiento.
Un prototipo de alta gama (Taurus 3.000, para 3 Tm diarias) Estuvo 2 años y medio trabajando en Chequia, de la cual se han tomado los detalles de producción, calidad y desarrollo para el presente plan empresarial y que está a disposición de que los posibles inversores la puedan visitar y  Relevantes, en el día de su presentación E/Y construcción en España
De esta máquina se obtiene un rendimiento superior al 90%, el resto, gases producidos en el proceso, se utilizan para auto alimentar la máquina mediante un generador de fabricación propia incorporado. Por lo que no consume apenas energía 
Por considerarse la configuración más equilibrada entre tamaño y rentabilidad y para la seguridad en el suministro de materia prima, se proyecta una planta de 5 máquinas, que se fabricarán con personal propio en las mismas instalaciones donde, posteriormente, se trabajará con ellas. Por tanto, una capacidad de 47,50 Tm. Diarias. Apoyado por otra serie de maquinaria genérica y/o necesaria para la fabricación de la Taurus.
La materia prima es toda de desechos, neumáticos fuera de uso o plásticos, por lo que el único coste que produce es el de recogida y transporte, ya implementado en España por entidades gestoras como SIGNUS o TNU, a las que nos adheriremos como empresas colaboradoras. Es más, en el caso de los neumáticos, será posible recibir un pago por su reciclado.
Los edificios e instalaciones no requieren requisitos especiales, se puede hacer, preferiblemente, en dos naves conjuntas con un espacio mínimo de 1.000 y 1.500 m2 más una campa o terreno exterior de 5.000 a 10.000 m2 para el almacenaje de la materia prima.
El proceso previsto de implantación es, contado desde la aportación de capital, de tres meses de estudio previo, dos meses para la instalación de las naves, cuatro meses posteriores, para que la primera Taurus 10.000 esté en funcionamiento y, después se irá añadiendo una Taurus por cada mes de trabajo. De tal forma se completa el total de 5 máquinas en el mes 10º, desde la instalación, obteniendo ya una facturación mensual de 0,9 millones de € en un escenario de precios bajos. A lo que hay que se podría añadir las ventas de máquinas en el mercado internacional, sin embargo, a efectos de estudio, no se contemplan.
El acopio de materiales se realizará con empresas de transportes y logísticas, contratadas, las cuales, a su vez, pueden ser clientes consumidores de nuestro combustible. En Alemania, está liberada la adquisición de neumáticos, por lo que es sencillo y no se depende de gestores autorizados.
El punto más crítico de todo el proyecto es la importante cantidad de acopio de materia prima que se necesita, aunque es un mínimo porcentaje de lo que el mercado deshecha; ; en Alemania se eliminan anualmente más 600.000 Tm. de NFUs. Además existen, especialmente, grandes cantidades de NFUs que no se llegan a usar por ser defectuosos de los propios fabricantes. Es de destacar que tan solo una fábrica de Michelín, se tiene que deshacer de 6.000 Tm. al año y solamente, con dos de estas fábricas ya es suficiente para alimentar la planta prevista de 5 Taurus. En cuanto a plásticos, las sociedades estatales sin ánimo de lucro, reciclan más de 800.000 Tm anuales y declaran que el 20% no se puede usar por ser plásticos sucios, lo cual no tiene importancia para nuestras Taurus pudiendo aprovechar esos plásticos sucios, además de las enormes cantidades de plásticos de la agricultura, como pueden ser los de Almería de invernaderos o los de La Mancha (España) para los melonares.

Estadísticas, para todo aquel que quiera  montar una planta de reciclado,

nosotros en este caso somos los constructores de está máquina, lógicamente cada interesado en nuestras máquinas, tendrá que hacer sus  propios estudios de mercado

PROYECTO

1. Presentación  
El siglo XXI, es denominado por muchos analistas económicos como el siglo de la energía. Nuestro mundo actual demanda cada vez con más insistencia este inestimable recurso.
Pero esta energía es cada vez más escasa, por ello, el ser humano ha vuelto la vista hacia las energías denominadas como reno bables.

El problema, es que estos sistemas ALTERNATIVOS, son costosos de fabricar y mantener, y en su mayor parte, no se pueden mantener sin primas o ayudas gubernamentales.

Por ello, el uso de las fuentes de energía, debe ser gestionado de una forma racional, tanto más, cuanto que las perspectivas mundiales son de un crecimiento exponencial de su demanda sin tener claro su reemplazo a corto y medio plazo.

Los NFUs, son neumáticos fuera de uso. Neumáticos que una vez usados han sido descartados por los usuarios por ser inservibles.

Como ya es de sobra sabido, el destino final de estos NFUs, se está convirtiendo en un problema medioambiental a nivel mundial.

En la actualidad, existe una gran cantidad de neumáticos almacenados o simplemente arrojados en vertederos ilegales, sin tratamiento y sin una clara idea de qué hacer con ellos, para agravar esto, diariamente se generan aún más, creando un problema ambiental de enormes proporciones.
La acumulación de estos neumáticos y de plásticos, en vertederos legales e ilegales, convierten estas áreas en caldos de cultivo de roedores, reptiles y mosquitos, en algunos casos, incluso, peligrosos transmisores de enfermedades como el dengue o la malaria, los cuales anidan cómodamente en las aguas de lluvia estancadas en ellos.
Hasta el momento se ha pretendido evitar esto, enterrando o quemando los NFUs y plásticos.
En el caso de los rellenos sanitarios, el problema en este caso es doble, ya que los NFUs ocupan mucho volumen en los rellenos sanitarios, y debido a que su tiempo de degradación es muy largo, 600 años en el caso de los neumáticos y varios miles de años en el de los plásticos, su degradación natural no puede ser una solución si queremos evitar la contaminación que asola nuestro planeta.
Otra solución que se ha venido usando es la de incinerarlos, bien para combatir efectos de heladas en cultivos o bien simplemente para quitarlos de en medio, provocando así daños graves en el medio ambiente y en la salud de las poblaciones humanas y animales cercanas, debido a las dioxinas y otras sustancias tóxicas que una combustión descontrolada desprende.
Por último, algunas plantas de cemento y/o centrales térmicas los usan para mejorar sus productos finales o bien como fuente de energía, pero de una forma burda en la que se generan sustancias nocivas y se desperdicia el potencial que esta materia prima posee.

Como puede apreciarse, el componente que se encuentra en mayor proporción son los cauchos naturales y sintéticos; la relación entre ambos varia en función del uso que se le vaya a dar al neumático.

El negro de carbono se incorpora en proporciones variables en la fabricación de las distintas partes de los neumáticos, consiguiéndose variaciones en la rigidez, y en la resistencia a tracción y la abrasión.

Los componentes metálicos del neumático proporcionan a su carcasa rigidez, resistencia y flexibilidad; constituyen un cordaje ligero de acero de alta resistencia. Los materiales textiles habitualmente utilizados en las carcasas de los neumáticos son el nylon, rayón y el poliéster.
Durante la mezcla de materias primas para la fabricación del neumático se le añade al caucho y al negro de carbono una serie de aditivos como cargas, plastificantes, estabilizantes, agentes colorantes, acelerantes y retardantes. La misión de estos aditivos es modificar la dureza y resistencia del caucho e incrementar su resistencia a la abrasión, aceites, oxigeno, disolventes químicos y al calor.
El azufre se aporta durante el proceso de vulcanización, combinándose a temperaturas entre 120º y 160º con el caucho, lo que hace a este más resistente y elástico, contribuyendo a mejorar la durabilidad del neumático.
Entre las características propias de los neumáticos están la resistencia a la acción de los mohos, al calor, a la humedad, a la luz solar y los rayos ultravioletas, a algunos aceites y a muchos disolventes. Asimismo, no son biodegradables, ni tóxicos y retardan el desarrollo bacteriológico.
Desde el punto de vista térmico, los neumáticos, tanto de turismo como de camión, tienen prácticamente el mismo poder calorífico que el carbón (6.800 kcal/kg a 7.800 kcal/kg), y una tonelada de neumáticos equivale aproximadamente a 0,7 toneladas de fuel oil.
2.1.2.1. Propiedades físicas
Entre el 50 y el 60% de un neumático está compuesto de caucho natural o sintético. El primero presenta menor dificultad para su incorporación al betún que el segundo. La densidad de un neumático entero es de unos 0,15 t/m3.
2.1.2.2. Propiedades químicas
Los polímeros más comunes utilizados en los procesos productivos son el estireno-butadieno, poli-isopreno y polibutadieno. Los NFU también contiene óxido de zinc, azufre y negro de carbono (20-30% combustión incompleta de hidrocarburos) y otros compuestos metálicos. El negro de carbono presenta un efecto antioxidante y anti ozono, que en la valoración de los NFU como polvo de neumáticos en ligantes bituminosos, reduce el envejecimiento. La presencia de metales pesados es inferior al 0,1% en peso excepto para el zinc.
2.1.2.3. Propiedades mecánicas
Debido a la forma teórica y a su elasticidad los NUF son difícilmente compacta bles.
2.1.3. Importancia de estos recursos
La recogida de estos residuos tiene como objetivo principal, el posibilitar un reciclaje de alta calidad de los materiales y componentes que conforman los NFUs, hecho este, que comporta un importante ahorro de energía, emisiones y la obtención de materias primas, que nos van a permitir conseguir los siguientes beneficios:
Reducir el impacto ambiental y visual en zonas y vertederos legales e ilegales.
Mejora de la salubridad y la calidad de vida en las poblaciones cercanas.
Mejora paisajista.
Obtención de subproductos de alto valor en el mercado actual. De los cuales hablaremos a continuación.
Creación de empleo estable y de calidad, que repercutirá en las poblaciones donde se instalen las plantas, con probabilidad estas mismas poblaciones cederán los terrenos para instalarlas.
Mejoras de imagen a nivel local, nacional e internacional.

El negro de humo o negro de carbón es un producto prácticamente indispensable en la industria de las mezclas de caucho como reforzante, aunque también tiene aplicación en otros sectores industriales como pigmento, agente conductor o estabilizante a los rayos ultravioletas. La compañía E.F.G 

Una vez integrado en las mezclas, el negro de humo aporta a la goma diferentes cualidades que ésta por sí sola no posee: resistencia a la abrasión, resistencia a la tensión y disipación de calor, entre otras. Por ello, no es casual que la mayoría de las gomas que vemos en nuestro entorno sean negras.

El negro de humo se presenta normalmente en forma de pellets para facilitar su manipulación y dispersión en las mezclas, con una densidad aparente cercana a 0,35 kg/dm³. Aunque estos pellets poseen una dureza variable en función del tipo de negro, en la mayoría de los casos su fragilidad es un inconveniente a tener en cuenta. La rotura de los pellets y por consiguiente los finos creados, ocasionan graves problemas de proceso además de poder variar las condiciones técnicas de las mezclas. Teniendo en cuenta lo anterior, E.F.G -Technik ha desarrollado instalaciones para el manejo automático de este producto en empresas destacadas en el mercado de las mezclas de caucho.

Almacenamiento

Cuando el negro de humo en pellets se carga en silos de almacenamiento o en silos de consumo diario, no presenta especiales dificultades en cuanto a flujos de descarga, estabilidad interna o extracción. Pero esto no es así si el negro se presenta en polvo o si durante la carga de los silos se rompen los pellets por el uso de un sistema de transporte neumático inadecuado. La presencia de finos ocasiona adherencias y apelmazamientos que dificultan el flujo y la extracción de los silos o incluso la obstrucción de los conductos de salida.

Visítanos

Llámanos

T: +49 176 60459812

energias-futuristas@its-sl.de

  • facebook
  • Twitter Clean
  • w-googleplus